lunes, 27 de septiembre de 2021

EU2021 - Día 3 - Córdoba - 27/09/2021

 by G

A las 7:20 nos despertamos.

Después de un nuevo intento de incendiar la casa (claramente estoy teniendo algún temita con los artefactos eléctricos, esta vez fueron las víctimas fueron las tostadas), salimos a patear la ciudad.

A las 9 estábamos en la calle, camino a la Mezquita-Catedral de Córdoba (1).

Al entrar, nos encontramos con la estructura de mezquita típica (2-8). Montada en un cuadrado, de 1 planta, con espacios abiertos, columnas de marmol y arcadas de color rojo y arena en forma de herradura. Todo esto terminado de construir en el año 782 por los musulmanes (200 añitos les llevo a los muchachos).

El islam y su intrincada geometría por lo divino se puede observar en cada ángulo que no fuera tapado por una imagen de algún santo.
Los católicos hicieron todo lo posible para disfrazar a esta hermosa mezquita y convertirla en un templo cristano. Hasta destruyeron su centro para armar una catedral incrustada en su eje! (7)

Al ver todo esto tuvimos un pequeño dejavú. En Turquia habíamos vivido una experiencia similar, pero a la inversa. Recordamos que en Estambul vimos la basílica de Santa Sofía ( basílica ortodoxa construida en el año 360). La misma, en el año 1453 fue transformada en una mezquita, por lo que todos los santos fueron tapados o reemplazados por simbología árabe. Y como con eso no alcanzó, los musulmanes a metros y justo en frente, le construyeron la monumental Mezquita Azul. 

A pesar de todo esto, recorrerla vale mucho la pena. Se pueden encontrar detalles en cada uno de sus 22.000 m2. 

Salimos y seguimos recorriendo la ciudad (9-11). Si bien no será una ciudad medieval como Toledo, es muy pintoresca. Colmada de naranjos y con casas blancas con rejas negras, adornadas por grandes mesetas con enormes flores de diversos colores (14).

Los naranjos invitan a conocer la ciudad en primavera. Seguramente esta ciudad en esa época explota sus mejores colores y aromas. Eso sí, estamos en invierno con 34 grados, ni me quiero imaginar la temperatura de la primavera. Si vienen en esa época, traiganse unos hielos en la mochila.

Nuestro camino siguió por la plaza de la Corredera (única plaza mayor cuadrangular de Andalucía), la Plaza de las Tendillas (donde entrecruzan calles con las principales tiendas comerciales) y terminó en una placita solitaria, a la sombra donde los chicos se encargaron de probar todo y cada uno de sus juegos (12-13).

Claramente encontrar un lugar así es como toparse con un manantial en medio del desierto.

A las 16 volvimos a descansar y recuperar fuerzas. Nos bañamos y salimos a comer al Bar de Miguelito. Un bodegón no muy costoso donde probamos unos 
Escocios (merluzas rebozadas), un flamenquin de pollo, jamon y queso, unos lomitos en salsa y unos calamares fritos (15).

Con la panza llena y bien comidos nos fuimos a dormir!
















No hay comentarios:

Publicar un comentario