viernes, 16 de agosto de 2019

EU2019 - Día 15 - Hamburgo - 16/08/2019

by G

Remolones nos levantamos cerca de las 10. Después de un rápido desayuno salimos corriendo para el Rathaus desde donde arrancaría el free walking tour.

Al llegar nos cruzamos con una manifestación de chicos. Todos adolescentes cantando "Power for the people". Al parecer es una marcha que se hace todos , los viernes llamada "Fridays for future" donde se manifiestan para reclamar acción contra el calentamiento global y el cambio climático.


 Isabel fue nuestra guía del free walking tour.

Nos contó un poco sobre la historia de Hamburgo y sobre las prioridades en la vía pública. A diferencia de otras ciudades, la prioridad número 1 se la llevan las bicicletas (amos y dueños de la calle), en segundo lugar los buses de transporte público, y en tercer lugar recién el peatón. Así que acá si te pisa una bici o un bus, es culpa tuya (salvo que el del bus venga en pedo, en contra mano y sobre la vereda, algo improbable pero no imposible).

Hamburgo es:
- La segunda metropolis más poblada de Alemania. Solo tiene 1.8 millones sobre un país de más de 80. Claramente estamos hablando de un país donde dónde la eficiencia ya se empieza a ver en la distribución de la gente. Están desparramados y no amontonados en una ciudad como en muchos países latinoamericanos.
- El 3er puerto de europa (el más grande de Alemania).
- Millonaria (1 de cada 48 es millonario)
- Políticamente de izquierda.
- Roja (por el barrio Rojo).

La orden de la iglesia fue siempre poner los templos en lo más alto de cada ciudad. Es por eso que la Iglesia de San Petri está en lo más alto de la montaña.... A tan solo 9m sobre el nivel del mar. Data del 1100 y fue quemada y reconstruida en el 1800 utilizando gran parte de los ladrillos originales quemados. El toc alemán claramente no permitió que pusieran los ladrillos desordenados.

 La segunda parada fue la ya visitada iglesia St Nicholas. El dato que nos llevamos de acá es la doble referencia que hacen los alemanes a lo ocurrido en la guerra. En el mismo sitio se puede encontrar dos monumentos. Uno haciendo memoria sobre los alemanes muertos por el bombardeo inglés con bombas de fósforo blanco (que prácticamente hizo hervir a más de 40000 personas). El segundo, haciendo memoria sobre el trabajo infantil durante el holocausto. Es la primera vez que vemos algo asi.




Terminamos el tour en la Filarmónica. Es la que tiene mejor acústica del mundo. Eso si, su construcción costo 10 veces lo presupuestado. Los alemanes después de todo la pueden pifiar en los números. El lugar es una obra de arte en si misma. 
Se puede subir gratis al piso 8 (retirar el ticket gratuito). Si querés ver un show podés hacerlo por 9e. Nada mal.
Para subir, un techo blanco llenos de vidrios y una escalera mecánica de 80m te reciben. Arriba, vistas espectaculares de la ciudad.








 Y por nuestra cuenta, comimos un Franzbrötchen (pan francés). No tiene nada que ver con el pan francés que conocemos. Este no se encuentra en Francia, solo se encuentra en Hamburgo. Es un especie de pastel, masa de ojaldre, mucha, mucha manteca y canela. Una bomba que no pueden dejar de probar si alguna vez andan por acá.

Si andan por acá, no pidan un hamburguer al menos que tengan espíritu caníbal. Tengan en cuenta que un hamburguer es un habitante de Hamburgo.
Pidan una burguer o lo que inspiró a la conocida hamburguesa, el Frikadellen. Está es una especie de albóndiga de carne picada que además de los ingredientes que lleva una hamburguesa acá le agregaban migas de pan para engordarla (la carne vacuna no era y no es barata). Al llegar a EEUU, fue un ingrediente que se le sacó ya que en el nuevo continente este no era un bien escaso.

No dejen de sacarse una foto por la ciudad almacén. Es la foto típica de Hamburgo. Cómo acá no vivía gente fue el único lugar no bombardeado. Acá se puede apreciar bien la arquitectura tradicional alemana. Hoy es patrimonio de la humanidad.




Luego, con la excusa de "ir a cambiar una remera de B", L me arrastró hasta otro H&M. Obviamente que no solo cambio la remera de B. Aprovecho la oportunidad para llenar sus arcas de nuevas prendas con cartelitos rojos. Malditos cartelitos rojos. Por momento me pregunto si no le pondrás algún especie de LCD al cartón eso que hace que algunas personas se vuelvan una especie de zombis enceguecido a al momento de tener proximidad. Pero no los zombis de "The walking dead"... eso que caminan como arrastrándose. Me refiero a los de la peli "Soy leyenda"... Esos que tiene las pupilas rojas y corren como si se les estuviera prendiendo fuego el upite.















jueves, 15 de agosto de 2019

EU2019 - Día 14 - Hamburgo - 15/08/2019

by G

Después de un desayuno en calma escapamos con un berrinche récord de B. Karsten saliendo en bata con cara de preocupación. Nosotros corriendo con la mochila semi armada. B colgando, gritando, tez roja y ojos desorbitados.

Asi dejamos el departamento

Con la idea de alcanzar nuestro free walking tour comenzamos a caminar hasta el palacio municipal (Hamburg Rathaus).
A mitad de camino hubo que abortar. Mal preparados, una lluvia repentina nos tiró para atrás. La lluvia también resultó ser mala para nuestra economía ya que el refugio terminó siendo el Pasaje Europa donde inevitable terminamos comprando algo en un H&M (aunq esta vez fue para mí).

Lo curiosos de este pasaje es que cuenta en la planta baja con un piano de cola donde la gente hace fila para tocar. Los que pasan no son ningunos improvisados que solo saben el feliz cumpleaños.


Cuando paró un poco la lluvia encaramos para el barrio St. Pauli donde esta el estadio del St Pauli FC, un equipo de la  2da division de la Bundesliga que se destaca por tener una hinchada de ideología izquierdista, anarquista y antifascista. Un plus, sus colores. Llevan consigo la fabulosa y casi única combinación de marron y blanco.
Hasta tienen una peña en Argentina llamada "Piratas del Sur". No podíamos dejar de ir.


Saliendo del estadio, caminamos por el barrio. Aca es el lugar donde ocurre la noche de Hamburgo. Pubs, graffitis y stickers lo decoran. Y mas adentro, en el corazón, esta el Reperbahn o distrito rojo más grande que el de Amsterdam. Acá, a los grafitis se le sumaron pitos de goma, casa de armas, lencería, sex clubs ó burdeles y por supuesto cajeros automáticos.

Pueden creer que tienen hasta una calle cerrada donde solo pueden entrar hombres mayores de 18? 






Cuando comenzó a bajar la noche  vimos con nostalgia a la gente llegar para la fiesta mientras nosotroa tuvimos que volver a nuestro departamento a hacer dormir al pequeño déspota.

Al menos pudimos deleitarnos con un Schnitzel (una especie de milanesa de cerdo), papas al horno y y una cerveza de dudoso sabor.


miércoles, 14 de agosto de 2019

EU2019 - Día 13 - Hamburgo - 14/08/2019

by G

Y un día dejamos el mar, la arena, la playa y a los italianos.
Ciao, siamo fori, arrivederci.

A las 5 nos levantamos. Agarramos nuestras mochilas, manejamos al aeropuerto, entregamos "la máquina" y nos subimos al avión.
El próximo destino, la ciudad germana de Hamburgo.

El aéreo de Condor fue bastante bueno y tras dejarnos en el aeropuerto nos tomamos el S1 a Hamburg Hauptbahnhof (estacion central de tren). Como se imaginarán, B fascinado con cado uno de los trenes.



Llegar y ver otra vez un cuervo me hizo pensar... No tenemos cuervos en casa! Dato: hay cuervos en todos lados menos en sudamerica. Tal vez esta sea la explicación muchas cosas.

Camino a nuestro departamento fuimos viendo que la zona no era la mejor. Atravesamos árabes, indues y algunas chicas corpulentas que parecieran trabajar de su cuerpo.
Pero momento. El edificio que nos tocó y nuestro anfitrión se llevan un 10.

A diferencia de otros hospedaje, acá nos recibió Karsten. Un tipo ordenado, una mezcla entre refinado, bohemio y punk. Algo vintage, con muñequeras de cuero, cadena para las llaves, zapatillas rojas desatadas, camisa y alma de Rob Halford.

Con él compartimos un café y su cara de preocupación al ver la energía comprimida que traía B. Haríamos todo lo posible para tratar de mantener el clima de este fabuloso departamento de hace más de un siglo, 130m2 y pisos de pinotea. La fachada de este edificio se suma otros edificios antiguos que dan sobre la plaza Hansabrunnen.

Más tarde nos enterariamos que St. Georg, distrito donde estamos, es el barrio gay de Hamburgo. Eso explicaría un tanto de otras cosas.

Al salir a caminar por la ciudad nos encontramos con que casi no hay sendas peatonales. Basicamente la gente cruza anárquicamente por cualquier lado. Al menos en la estacion y alrededores.

Pasamos por el palacio municipal y la iglesia de St. Nicholas, hecha cuero en la segunda guerra mundial. 




Caminamos por el Speicherstadt (barrio de almacenes con pilotes de madera más grande del mundo) y por HafenCity (la parte mas moderna del puerto... una especie de Puerto Madero pero mas vanguardista).

La ciudad cuenta con unos 2300 puentes. Hamburgo es la ciudad con más puentes del mundo.



Por momentos tradicional y por otros moderna. Al igual que Berlín y a diferencia de Munich, después de haber sido bombardeada en la segunda guerra mundial, la ciudad renació con edificios nuevos. En esta ciudad conviven los edificios tradicionales con increíbles y locas construcciones modernas.



Despues de haber recorrido gran parte de la ciudad hubo premio para B y para L. 
B terminó en una plaza tirándose de toboganes, trepando sogas y persiguiendo pajaritos. 
L terminó en un H&M persiguiendo papelitos rojos (marcas de liquidacion).


martes, 13 de agosto de 2019

EU2019 - Día 12 - Cerdeña (Costa Smeralda) - 13/08/2019

by G

Nuestro último día en tierras italianas fue un poco más de la repetida historia conocida.
Por la mañana estuvimos en la playa del Poniente y por la tarde en La Marmorata.

Van algunas fotos.


Mañana dejamos Cerdeña






lunes, 12 de agosto de 2019

EU2019 - Día 11 - Cerdeña (Costa Smeralda) - 12/08/2019

by L

Nos levantamos tempranito con las mochilas medio listas para abandonar este lindo pueblo (Orosei) y dirigirnos al norte de la isla, a Costa Smeralda. La verdad es que más turquesa el agua no podría imaginarla, así que arrancamos el camino con mucha expectativa.

A las 9 ya estábamos en la ruta camino a una playa intermedia para cortar el trayecto de 3 horas hasta Santa Teresa de Gallura. "La Cinta" fue la elegida y resultó ser un hormiguero de autos y de gente copando una unica playa de blanca arena. Sin embargo, nadie molestaba a nadie y se podía estar en paz si no fuera porque B entro en escena con su habitual berrinche matutino. Seguramente en la mente de estos tanos seamos unos malos padres porque ya es costumbre ingresar a la playa con B hecho una furia queriendo ir a la calle, o subir una escalera o cualquier cosa que no deba hacer. Nosotros, por otro lado, intentando esquivar sin éxito sus mordidas y golpes. Todo esto acompañado por las ya habitual frase "Bruno e bravo"... divino el nene ...
Pero por suerte no dura una eternidad. Después de 30 minutos de crisis absoluta viene la calma y se transforma en el bambini más lindo de la spiaggia.

Está playa además se caracteriza por su agua cálida, y aguas playas por lo que Bruno pudo disfrutar un montón y nosotros con él.





Pasado el mediodía, subimos a "la máquina" para hacer las casi dos horas restantes hasta Santa Teresa. Con B dormido, el viaje fue un placer. Pasamos por las afueras de Olbia, divisamos el aeropuerto y un Decathlon que con el dólar a 60 veremos de afuera nomás, y después de un camino de curvas y contracurvas, llegamos a destino.

Tras una merienda y un baño, salimos hacia la spiaggia Rena Blanca donde B nos sorprendió está vez con un berrinche vespertino. Si, está vez se superó. Nuevamente después de dejar una imagen nefasta en la playa nos dedicamos a disfrutar del agua divina hasta el atardecer donde B se dedicó a correr adentro y afuera del agua y a investigar los alrededores con G, para darle a L un poco de paz.



domingo, 11 de agosto de 2019

EU2019 - Día 10 - Cerdeña (Orosei) - 11/08/2019

by G

Por la mañana fuimos a la spiaggia di Cala Liberotto. Lo curioso de esta playa (aparte de estar rodeada de dos salientes rocosas), es su particular arena gris.








Con el sol pegando en nuestras espaldas, aguantamos hasta las 13 y ahí decidimos volver a la playa de ayer. Esta playa carecía de sombra y a la otra le sobraba, asi que ni lo dudamos. Agarramos "la maquina" y salimos para alla. El camino a esta playa esta enmarcado por senderos de flores de un digamos laurel. Blancas, rojas y rosas le dan color a la ruta.


Al llegar estacionamos en el medio del pinar, al lado de una familia de tanos. Gritos, todos hablando al mismo tiempo, jugando a las bochas, varias mesas, mucha mucha comida. Por momentos me vino un lindo recuerdo de la niñez.
Como no podia ser de otra manera, a B le llamó la atencion todo eso y no pudo aguantar la tentación de ir a jugar.

Puede ser que nadie sepa dónde esta Argentina?

Con el sol ya mas bajo, encaramos para la playa. La ya conocida playa no defraudó. Amplia, con la medida justa de los granos de arena (ni muy chicos que no te los podes sacar del cuerpo, ni muy piedra que duelen a caminar), agua clara y calma. Pero sobre todo no tan concurrida.


B fue el día que mas la disfrutó. Jugó con un labrador, con un cocodrilo y un delfin (los últimos 2 inflables de plástico).

A la noche, despues de tanto amague, finalmente pudimos ir por nuestro helado. Superó el recuerdo que tenia de los helados de Italia. Es eso o es que el uds llegó a 60 y ahora cada pequeño euro tiene un sabor especial.


Algunas curiosidades de los tanos
- Ponen el pan lactal al revés. Lo pensé y lo pensé. No le puedo encontrar una explicacion a esto.
- La tecla de las luces afuera del ambiente. Esto no se limita a la luz del baño y a la habitación.  En este último alojamiento hasta la luz de comedor se prendida desde afuera del departamento. Imaginen la tecla para prender el comedor al lado del timbre. Cómodo para el ingreso, pero solo si no tenes un vecino gracioso.
- Por lo menos en esta isla, son muy ordenados con la basura. La clasifican en 4 tipos y tienen un día particular para sacar cada tacho.
- Fuman bastante. No es cuestion de edad. Grandes y jóvenes.
- No nos entienden. Algunos prefieren que les hablemos en ingles. Algo sumamente raro, porque nosotros si hablan despacio les entendemos. 

sábado, 10 de agosto de 2019

EU2019 - Día 9 - Cerdeña (Orosei) - 10/08/2019

by G

Ardidos nos levantamos 8:30

Nuestro destino para la mañana de hoy fue la Cala Gnone al sur de Orosei. Tras 40 min de subir y bajar la montaña llegamos a una playa de arena gruesa (o piedras chicas), con fantástica agua critalina (ya algo comun en toda la isla). Una cala, a diferencia de una playa, es una entrada del mar y en el caso de Serdeña, rodeado de rocas.

El paisaje que nos llevó hasta ahi fue montañoso, árido, lleno de cactus, pero verde al mismo tiempo.

Con fuego en el cuerpo, solo pudimos aguantar hasta las 13 donde decidimos levantar campamento y volver al resguardo de nuestro depto.






Nos bañamos y fuimos por una pequeña siesta hasta que el sol bajara un poco. Despues de todo, vinimos a descansar, no?. La siesta de 40 min se transformó en 2:40min.

Un poco sin entender que pasaba, nos levantamos. Eran ya pasadas las 17.

Rápido salimos corriendo para una playa que esta cerca de nuestro departamento.
La playa de Su Barone. Y fue la mejor decisión. Llegar fue medio raro. Aca no hubo montañas, sino caminos que nos hicieron recordar al interior de Irlanda. Esos que tienen piedras a los 2 costados y por dónde a la vista solo pasa un auto. Probado que pasan 2.

Cruzamos un riacho, atravesamos un bosque de pinos y todo eso de golpe se transformó en arena... y playa.

A contramano de todo el mundo, quedamos casi solos en la enorme playa. El sol poniendose a nuestra espalda y B corriendo por todos lados. La tranquilidad y el sonido del poco oleaje que tenia el mar. Perfecto

A las 20 decidimos emprender la vuelta. Comimos algo y salimos a recorrer el centro con nuestra idea de hoy sí poder comer un helado. Nos encontramos con calles explotadas de gente. Se ve que los Sábados le ponen todas las perlas al lugar. Puestos por doquier, mimos en la peatonal, festival de música, una disco... hasta un uruguayo había. Para un pueblo de 6000 habitantes imaginen que estaba superpoblado.




                                     

Y en el medio de la muchedumbre, B corriendo enloquecido para todos lados y sin responder a comandos básicos. Lamentablemente hoy tampoco pudimos irnos con nuestro helado. Tuvimos que traerlo de vuelta a la fuerza y a dormir. Eso si, antes matamos 2 vauquitas. Mañana iremos por la revancha final.