martes, 6 de agosto de 2019

EU2019 - Dia 5 - Ginebra - 06/08/2019

by G

Siguiendo con las impresiones de Ginebra. Tengo la teoría que la gente tiene ropa descartable. No puedo explicar sino como es que no tienen una mancha o una arruga. Las zapatillas de todos se ven nuevas. Por momentos, cuando pasamos por una vidriera me veo en el reflejo y pienso.. qué pensaran estos suizos del croto ese, si hasta las motos que están en la calle no tienen una gota de barro!
Irán por la calle con un trapito en el bolcillo? 

11hs paseando por la ciudad cumplimos 1 día sin berrinches. B ES ADORABLE.
Ginebra esta ubicada en el fin del lago Leman ó en el inicio del río Rodes. La ciudad esta separada en 2 por este río/lago. Nosotros estamos del lado mas "shani" (shani -> sani -> san isidrio)
Pasamos por un super donde B se encargó de romper un poco la paz y el orden que ahí reinaban. Todo fueron risas hasta que se metió en la sector de los vino y casi tira una pequeña montaña de botellas que tan cuidadosamente habian armado los repositores del lugar.

   


Salimos de nuestro fabuloso depto y arrancamos para el casco histórico. Caminando cruzamos una muralla romana y llegamos a la Catedral protestante de San Pedro del siglo VIII. Ahi B se maravillo con los vitraux y quedó facinado por la luz colorida de esos cristales.






A pesar de ser verano, nos encontramos con una ciudad tranquila y con muy poca gente diambulando.

Es impresionate lo que esta caminando B. No solo no se cansa, sino que por cada paso que damos nosotros (contabilizamos 22.000 pasos o 16km en el día de hoy), el da como 10 porque va corriendo de un lado para el otro.

Luego pasamos por la Maison Tavel. Una casa medieval (del siglo x) que perteneció a la nobleza. Lo mejor que tiene es el vídeo interactivo que muestra como se creó la ciudad. Y que es gratis la entrada, claro.

Hay bebederos por la ciudad. El agua no solo es potable y gratis, sino también de muy buen sabor.
El agua del lago es super clara y potable. A esto se suma un sistema de potabilizacion que funciona desde el año 50 de manera obligatoria.

Al medio día paramos en una plaza a comer unos sandwiches y B aprovecho para jugar (como si no hubiera caminado toda la mañana).

Cruzamos el lago y fuimos del otro lado de la ciudad. Costeamos el lago hasta llegar al Parc Mon Repos donde B siguió corriendo.




Pasamos por la silla quebrada frente a las naciones Unidas y si bien esto fue un fiasco, a B le encanto corretear por las aguas danzantes que hay en la puerta. El agua estaba helada, pero no hubo manera de sacarlo de esos chorros.


Del otro lado del charco, nos encontramos con mucho barrio asiático... El Paquis center reunía especímenes de todos lados. Si bien es mayoritariamente paquistani, tambien se pueden ver muchos árabe, casas de pelucas y algunas mujeres de dudosa moral.

Conocimos la Ginebra dónde no se habla francés, donde no todo es tan limpio ni perfecto.



Volvimos a cruzar el puente, atravesamos Duloc evitando las calesitas y los H&M para que madre e hijo no caigan en la tentación, y fuimos volviendo.

4 comentarios: